Vida saludable para tus niños en 5 pasos

Con buenos hábitos alimenticios y educación física día tras día, vas bien encaminado hacia una vida saludable. Simple de decir, pero en ocasiones no tan simple de hacer!
Nuestros ocupados estilos de vida tienen la posibilidad de ser difíciles para la salud de nuestra familia. Correr hacia y desde la escuela y el trabajo puede lograr que sea complicado hallar tiempo para estar en forma física activo. Además tenemos la posibilidad de dejar el hábito de escoger bocadillos poco saludables y comidas para llevar o pasar nuestro momento de libertad observando la tv o frente al PC.

Sin embargo, estas configuraciones tienen la posibilidad de ser peligrosas para nuestro bienestar y la salud de nuestros hijos, tanto en este momento como a la larga. Por eso es tan considerable detenerse, llevar a cabo un balance y decidir consciente para continuar un método de vida beneficioso para la salud.

¿Cómo llevar un estilo de vida saludable?

Hay cinco formas sencillas en que su familia puede conducir un método de vida beneficioso para la salud y volver a encaminarse:

1. Mantente activo cada día

La educación física regular es considerable para el desarrollo saludable, el avance y el confort de los jóvenes y adolescentes.
Deben hacer por lo menos 60 minutos de educación física día tras días, dentro las ocupaciones vigorosas que los hagan sentir ostentosos.
Incluya ocupaciones que fortalezcan los músculos y los huesos por lo menos 3 días por semana.
Los padres tienen que ser buenos modelos a continuar y tener una actitud efectiva para ser activos.

2. Escoger el agua como bebida.

El agua es la preferible forma de calmar la sed, y no viene con el azúcar agregada que está en los jugos de frutas, los refrescos y otras bebidas azucaradas.
La leche baja en grasa para jóvenes superiores de dos años es una bebida nutritiva y una fuente considerable de calcio.
Dele a los jóvenes frutas enteras para que coman, en vez de prestar jugos de frutas que tengan mucha azúcar.

3. Comer más frutas y verduras.

Comer frutas y verduras día tras días asiste para los jóvenes a crecer y realizarse, incrementa su vitalidad y puede achicar el compromiso de muchas anomalías de la salud crónicas.
Trate de comer dos porciones de frutas y cinco porciones de verduras por día.
Tenga fruta fría utilizable como un bocadillo favorable e intente integrar frutas y verduras en cada comida.

 

4. Apaga la pantalla y ponte activo.

El tiempo sedentario o “todavía” destinado a ver tv, andar online o jugar juegos de PC está relacionado a que los jóvenes tengan sobrepeso u obesidad.
Los jóvenes y los adolescentes no tienen que pasar bastante más de dos horas al día en diversión en “pantalla chiquita”. Romper largos ciclos de uso tan comunmente como se pueda.
Planee una diversidad de juegos o ocupaciones activas en interiores y exteriores para sus hijos, como elecciones a ver tv o jugar en la PC.

5. Coma menos bocadillos y seleccione elecciones más saludables.

Los bocadillos saludables asisten a los jóvenes y adolescentes a agradar sus pretensiones alimenticias cotidianas.
Los bocadillos a partir de frutas y verduras, derivados de la leche reducidos en grasa y granos enteros son las configuraciones más saludables.
Evite los bocadillos con contenido elevado de azúcar o grasas saturadas, como papas fritas, pasteles y chocolate, que tienen la posibilidad de lograr que los jóvenes aumenten de peso.

La vida saludable está más cerca de lo que piensas… ??